De mayo a la fecha se triplicaron las llamadas al 911 denunciando fiestas privadas que terminan en alteración del orden público, además, han aumentado los accidentes de tránsito por la ingesta de alcohol por parte de los conductores, informó Eduardo Alcalá Reyes, director de Seguridad Pública y Tránsito de la policía del Estado de México.

En entrevista, dijo que la conducta de los jóvenes en reuniones y fiestas ha generado una movilización policíaca, pues los jóvenes salieron del confinamiento con «una carga emocional negativa», que por la madrugada se traduce en pleitos y acciones fuera de control.

«Regresamos a la normalidad y una parte importante de la población ha tenido algunos excesos en cuanto al consumo de alcohol, la fiesta se ha prolongado hasta la madrugada y se ha juntado con personas que deben salir a trabajar y eso derivó en patrullajes», añadió.

Explicó que, por ejemplo, una fiesta en un domicilio particular, cerca de las 03:00 de la mañana provocó que los vecinos pidieran la presencia de las autoridades por pleitos callejeros y acciones consideradas como alteración del orden en las que, en ocasiones, hay hasta 60 jóvenes.

«Hay quienes, buscando una bebida en la calle, salen y se junta con el flujo vehicular de los que salen a las 05:00 o 06:00 de la mañana hacia su trabajo, poniendo en peligro a otras personas», comentó.

Indicó que este tipo de reuniones se registran desde el miércoles hasta el domingo y además han generado más accidentes vehiculares en vías principales del Valle de Toluca como Paseo Tollocan, Las Torres, Alfredo Del Mazo, López Mateos y Boulevard Aeropuerto.

El aumento de las fiestas ocurrió a partir del regreso a la normalidad, cuando las autoridades sanitarias determinaron el semáforo en verde, desde ahí han incrementado este tipo de reuniones masivas.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX