“Tuve que dejar ir a mi pareja porque ella decidió que quiere hacer lo que su familia le ha inculcado: una familia tradicional (hombre – mujer) y mi familia me ha rechazado por ser lesbiana. Al final, me he quedado sola por ser quien soy”, dijo Pamela, una de las asistentes al Tendedero de Vivencias de la comunidad LGBT, que se llevó a cabo en la Alameda de Toluca, convocados por el partido Movimiento Ciudadano en el Estado de México.

Entre los asistentes, personas transgénero, bisexuales, lesbianas, gays y otros, señalaron que la constante es la soledad en que quedan aquellos que abiertamente viven su vida con una orientación sexual distinta.

Ángela, una de las integrantes de la comunidad, dijo que la discriminación en el núcleo familiar es una condición similar en muchos casos, por lo que deben formar su familia entre amigos, para no sentirse “nadando contra la corriente”.

En el lugar, personas de la comunidad transgénero señalaron que continúan siendo discriminados en el ámbito educativo, laboral y sobre todo en la salud, porque no son recibidos para su atención médica, al no coincidir los documentos con su imagen física.

En el lugar, la diputada Juana Bonilla (MC) afirmó que por falta de voluntad política por parte de las fracciones parlamentarias del PAN y PRI en el Estado de México, no han avanzado los diputados en el análisis de las iniciativas en torno a los matrimonios igualitarios y las infancias transgénero.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX