La clavadista profesional Paola Espinosa, anunció su retiro, tras varios años de carrera como atleta, muchos de los cuales representó a México en competencias internacionales.

“En cualquier competencia en la que yo me paré tuve una medalla. Desde Juegos Centroamericanos, Panamericanos, campeonatos mundiales, Juegos Olímpicos. Entonces, la verdad es que estoy muy orgullosa de mí, de todo el camino que recorrí”, destacó la deportista.

La clavadista reconoció que “física y mentalmente” es el momento ideal para retirarse, además de que quiere disfrutar de su maternidad y enfocarse en su fundación, que promueve la activación física para prevenir y combatir la obesidad, el sobrepeso y el bullying.

“Ya hice lo que quise, donde me paré gané una medalla y eso hizo más fácil la decisión”, dijo.

Destacó que durante sus 28 años como atleta profesional ha tenido altas y bajas, pero que la decisión de retirarse la tiene muy “feliz y contenta”.

Paola Espinosa debutó en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 donde destacó en la modalidad individual y saltos sincronizados, pero fue hasta Beijing 2008 cuando obtuvo la medalla de bronce en clavados sincronizados junto a Tatiana Ortiz.

Con 28 años de trayectoria acumula dos medallas en Juegos Olímpicos; 13 medallas en Juegos Panamericanos y nueve en Juegos Centroamericanos.

Es la única mexicana en obtener una presea dorada en Campeonatos Mundiales de la FINA.

En 2019 obtuvo el Premio Nacional de Deportes al Mérito Deportivo.

Por ADX