A través del Centro Patronal de la República Mexicana en el Estado de México (Coparmex) y una cadena de tiendas comerciales, los reos de esta entidad federativa podrán poner a la venta sus productos que desarrollan al interior de las cárceles y de esta forma poder ayudar a sus familias y a ellos mismos del porcentaje que les queda.

Entre la gran variedad de productos que puede tener su espacio de venta, indicó el presidente de Coparmex, Jesús Trigos Rodríguez, está la fabricación de galletas, artículos de fommy para fiestas, muebles de jardín y muebles de madera.

Al citar que al momento solo el 20 por ciento de la población carcelaria mexiquense muestra interés por la industria penitenciaria, el líder empresarial indicó que algunas empresas tienen entre sus políticas las puertas abiertas para emplear a personas que hayan salido de la cárcel tras haber cumplido su sentencia.

Destacó que a la fecha el sistema carcelario de este estado tiene 32 convenios con 20 empresas para emplear a individuos en prisión y que hacen labores de costura, tejido, bordado, fundición, herrería y reciclado de plástico, por citar algunas manualidades.

Es de señalar que en la prisión estatal de Almoloya de Juárez, la industria penitenciaria se basa principalmente en la fabricación de esculturas de madera de la Virgen de Guadalupe, barcos a escala, carros pequeños, repujado, pelotas de beisbol y manoplas, todo ello, los productores los venden a través de sus familiares para que se apoyen en los gastos de su hogar.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX