hace un par de días un hombre en situación de calle murió afuera de la estación del Metro Candelaria y junto a él se quedó su inseparable amigo, un perrito criollo que se negó a separarse de su mejor amigo, aún después de su muerte.

Fue alrededor de las 08:00 horas del pasado martes cuando policías tomaron conocimiento de la muerte del hombre y acordonaron la explanada de la estación Candelaria del Metro de la Ciudad de México.

Aunque los oficiales intentaron retirar al perrito, este se negó y se quedó acostado a un lado de su dueño, vigilando que nadie le hiciera daño.

Las fotos del fiel peludo fueron subidas a las redes sociales, donde se solicitó a las autoridades capitalinas que el perrito fuera resguardado para que encontrara un nuevo hogar.

Fue en las mismas redes sociales donde trascendió que el perrito respondía al nombre de ‘Jackson’, que tenía 3 años de edad, y que se encontraba en óptimas condiciones.

El lomito quedó bajo resguardo de la Clínica Veterinaria Pública de la alcaldía, Venustiano Carranza, donde recibió las atenciones pertinentes.

Una vez desparasitado y vacunado, “Jackson” fue entregado a un hogar temporal en la alcaldía.

Por ADX