La muerte de un hombre al interior de los separos del municipio de Xaltocan, Tlaxcala, provocó un zafarrancho que terminó en enfrentamiento entre elementos de seguridad ciudadana y pobladores.

Con piedras, palos y gas lacrimógeno, los pobladores se abrieron paso hasta el palacio Municipal, donde quemaron dos patrullas y rompieron puertas y vidrios de la alcaldía.

Los hechos ocurrieron la tarde de este domingo, cuando policías municipales detuvieron y golpearon a un hombre de aproximadamente 45 años de edad, quien iba en aparente estado de ebriedad.

Los policías municipales lo trasladaron a los separos de la presidencia municipal, sitio al que arribó la familia para saber los motivos de la detención, pero recibieron la noticia de que el detenido había muerto.

Esto provocó la indignación de la familia y pobladores, quienes se reunieron fuera del inmueble y exigían que se presentarán los elementos responsables de la detención y muerte del hombre detenido, así como que les entregaran el cuerpo de su familiar.

Debido a esta situación, elementos de Seguridad Ciudadana del estado arribaron al lugar para intentar dialogar con los habitantes inconformes, pero esto empeoró las cosas pues no lograron convencer a los habitantes.

Al final, el cuerpo sin vida del hombre detenido fue llevado al Servicio Médico Forense para practicarle la necropsia de ley, así como a los elementos involucrados para que rindan sus primeras declaraciones.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX