Hoy hace 44 años nació la primera bebé probeta del mundo mediante un tratamiento de fecundación “in vitro”. Se convirtió en el primer caso de éxito de la inseminación artificial, su nacimiento fue histórico para la ciencia.

Louise Brown fue la primera niña probeta del mundo, nació el 25 de julio de 1978 en la clínica Bourn Hall de Cambridge en Manchester (Reino Unido) gracias a un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), un proceso que consiste en retirar el óvulo de los ovarios de la mujer para ser fertilizado con esperma en un laboratorio y posteriormente ser implantado nuevamente en el útero.

Es un tratamiento utilizado para parejas que sufren de problemas de fertilidad, sin embargo, por ser la primer inseminación artificial realizada en la historia, parte de algunos gobiernos y de la iglesia se opusieron ya que era un proceso del que se sabía muy poco y era altamente experimental.

No obstante, en agosto de 1978 el cardenal Albino Luciani que estaba a punto de ser nombrado el papa Juan Pablo I, sorprendió al mundo entero al rechazar y criticar a Lesley y John Brown, los padres de Louise, por someterse al proceso de FIV diciendo que ellos lo único que querían era tener un bebé.

Fue hasta 2010, que se les reconoció con el premio Nobel de Medicina y Fisiología al fisiólogo Robert Edwards, el ginecólogo Patrick Steptoe y la embrióloga Jean Purdy, los protagonistas de este exitoso logro.

Minutos después de haber nacido, Louise fue sometida a 60 pruebas médicas para comprobar su estado de salud y aspectos físicos, pues era necesario descartar algún problema que pudiera ser resultado de la forma en la que fue concebida.

Este nacimiento tuvo un gran impacto social, tanto, que fue portada en diversos medios a lo largo de todo el planeta, y fue la revista Time quien subrayó que «había sido el nacimiento más esperado en, quizá, 2.000 años”.

Posteriormente, la familia decidió someterse nuevamente al proceso y fue así como nació su hermana, Natalie, por fecundación in vitro. Nació en 1982 y fue la niña número 40 en todo el mundo usando este método.

Actualmente, Louise Brown es una mujer de 44 años que ha comenzado a impartir charlas y responder preguntas sobre la fecundación in vitro a familias con este tipo de problemas. Tiene dos hijos, Cameron de 13 años y Aiden de 6 años, los cuales nacieron de forma natural.

“Yo no he tenido que pasar por ese proceso. Pero lo hubiera hecho, sin duda, si lo hubiera necesitado”, comentó.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX