Luego de que se registrara la masacre en la primaria de Uvalde, Texas, que resultó en 19 personas sin vida, el jefe de la policía, Pete Arredondo fue suspendido de sus funciones.

Según autoridades del estado, esto se dio tras las investigaciones realizadas luego del tiroteo en la primaria, donde la acción policiaca fue cuestionada por padres de familia de las víctimas.

El jefe de la policía fue suspendido sin recorte de sueldo, según la información brindada por el superintendente del distrito a medios de comunicación.

Y es que la policía de Uvalde fue cuestionada luego de informarse que más de 12 oficiales se encontraban afuera de la escuela cuando sucedió el tiroteo, y no accionaron de inmediato mientras ocurría la masacre.

La policía no tomó una buena decisión al no ingresar de inmediato a la primaria donde un hombre armado asesinó a 19 niños y dos docentes, señaló Steven McCraw, director del departamento de seguridad pública de Texas.

«Desde el beneficio de la retrospectiva fue una decisión errónea, y punto… Por lo que sabemos, creemos que se debería haber entrado lo antes posible».

El funcionario indicó el comandante creyó que en ese instante, Salvador Ramos de 18 años, sospechoso de la masacre, se encontraba atrincherado en un aula donde no había menores.

Por ADX