Tras unas horas de que el cuerpo de Debanhi Escobar fuera hallado al interior de una cisterna de un motel ubicado en Nuevo León, el padre de la joven de 18 años, Mario Escobar, aseguró que el conductor de la unidad que abordó su hija, la acosó sexualmente, por lo cual, ella decidió descender del vehículo cuando transitaba por la carretera Monterrey-Laredo, el pasado 9 de abril por la madrugada.

El padre de Debanhi acusó en conferencia de prensa a Juan David Cuéllar, conductor del taxi que la trasladaba, de haberla tocado, incluso aseguró que hay pruebas de ello.

Mario Escobar señaló que existe una grabación donde se puede ver al conductor tocando los senos de Debanhi, motivo por el cual ella bajó del vehículo solicitando ayuda en la entrada de la empresa Alcosa.

«Se sube mi hija Debanhi al taxi de él, antes de aparecer en la foto que todos conocemos. Después de analizarlo la fiscalía, hay un momento donde el taxista Juan David, extiende la mano a los pechos de mi hija. Yo supongo que mi hija no aguantó el acoso, porque es un acoso donde el fiscal dice que no hay acoso. Acuso públicamente yo a Juan David Cuéllar de todo esto».

Por lo que el padre de Debanhi consideró que esos fueron los motivos de su hija para bajar del vehículo, por lo que se dijo molesto con el fiscal, Rodolfo Salinas, por asegurar que no había delito alguno en el caso.

«La Fiscalía fue muy hermética, no hizo su chamba. Porque si eso hubiese tenido esa información yo no estaría aquí, ni mi hija, ni mi familia».

Aseguró que luego de haber confiado en la fiscalía, y de confirmar que no hicieron un bien su trabajo, dejó de creer y descartó la posibilidad de que su hija haya resbalado y caído dentro de la cisterna del motel, e indicó que el cuerpo de su hija pudo haber sido sembrado, ya que las autoridades revisaron tres veces el lugar antes del hallazgo.

Por ADX