La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y la Secretaría de Gobernación emitieron una alerta sanitaria máxima debido a los riesgos que representa utilizar tanto cigarros electrónicos como vapeadores.

De acuerdo con la COFEPRIS, dichos productos son utilizados para dejar de fumar, sin embargo, hasta ahora no se ha comprobado su eficacia, pero si diversos riesgos para la salud.

Esto por la inhalación del acetato de vitamina E, considerado como sustancia tóxica que puede provocar padecimientos respiratorios agudos y hasta la muerte.

“Sus derivados de compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen”.

Según un estudio efectuado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, fue detectada dicha sustancia en más de 35 muestras de usuarios que perdieron la vida y que utilizaban estos dispositivos para dejar de fumar.

Dio a conocer que en coordinación con la Secretaría de Gobernación se desarrolla una estrategia de prevención contra riesgos por el uso de estos productos.

Ante el riesgo, aseguró que aumentarán las verificaciones para asegurar los productos y se realizará una jornada de denuncia para promover la vigilancia y reportar máquinas y establecimientos de venta.

«Ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo”.

Por ADX