A través de una llamada telefónica, un soldado ruso pidió permiso a su esposa para violar a mujeres de Ucrania, sin embargo, la comunicación fue interceptada por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU), por lo que fue detenido.

Tropas de Kiev, en la provincia de Járkiv consiguieron detener al soldado que fue identificado como Roman Bykovsky.

El soldado de 27 años de edad, quien se encuentra casado con una mujer de nombre Olga, misma que supuestamente la autorizó a atacar a mujeres en el enfrentamiento contra Ucrania.

La condición que le puso la mujer al soldado fue que no le comentara sobre lo que haría y que utilizara preservativo.

«Ve allá, viola mujeres ucranianas y no me digas nada, de acuerdo?», Se escucha en un audio.

«Entonces debería violarlas y no contarte nada. De verdad puedo?». «Si, pero no me cuentes nada y usa protección».

Así lo comentó la pareja, lo cual causó indignación en todo el mundo.

Sin embargo, cuando se les preguntó acerca de lo que platicaron, ambos lo negaron.

Por ADX