Luego de una denuncia realizada por vecinos de la colonia Mariano Escobedo en Tultitlán, Estado de México, debido a que por el calor que se ha registrado recientemente, se generara mal olor en un inmueble ubicado en la calle Sóstenes Rocha con el número 3, la Fiscalía Regional acudió para investigar lo que sucedía.

Según testimonios de algunos vecinos, desde hace 10 años se ve a dos sujetos que aseguran ser taqueros en la Ciudad de México y que utilizan botas y mandil de carnicero, entrar y salir del inmueble, mismo que utilizaban como criadero.

La gente sospechaba sobre alguna irregularidad, debido a la cantidad de perros que se encuentran en el lugar, así como los que desaparecían en la zona, por lo que los vecinos buscaron apoyo de las autoridades, que los enviaron a la Fiscalía.

«No nos hicieron caso, nos mandaron a la Fiscalía de Tlalnepantla, nos dijeron que no, que ahí es Federal, que no se puede hacer nada, que fuéramos a Protección Civil, Protección Civil vino y no dijo nada», en explicó Fernanda, habitante de la zona.

Luego de que algunos vecinos se unieron y bloquearon la vía López Portillo el pasado 19 de abril, lograron llamar la atención, por lo que la Fiscalía Regional acudió al inmueble ubicado en la calle Sóstenes Rocha.

En el lugar, dividido en dos patios con 3habitaciones cada uno, se encontraron con mucha basura, ropa, muebles, costales, tambos, así como láminas de asbesto.

Debido a las condiciones en que tenían a los animales y los hallazgos de huesos de perros y botes de ácido muriático, los integrantes de la Fiscalía capturaron a dos sujetos identificados como Julio César N y Jorge N.

Al menos 40 perros fueron a encontrados en el sitio, de los cuales, cinco fueron rescatados por las Fundación Mundo Patitas, que apoyó para las custodias de los demás perros.

Cabe mencionar que los detenidos fueron trasladados a la Fiscalía de Cuautitlán Izcalli, por los delitos de allanamiento de morada, maltrato animal y salubridad.

Por ADX