Los cuatro casos de hepatitis que se reportaron como sospechosos en el estado de Hidalgo, fueron de hepatitis A, sin embargo, continúan en observación, así lo dio a conocer Alejandro Benítez Herrera, secretario de Salud estatal.

Luego de que un menor de tres años de edad perdiera la vida, fue descartada una epidemia de hepatitis aguda infantil, no obstante, Benítez Herrera aseguró que no existe un cerco sanitario, solo se sigue una investigación del caso.

Aseguró que no es necesario aplicar un confinamiento, indicó que se recabará información de la familia del pequeño para establecer las causas de la enfermedad.

“Se llama necropsia verbal y todavía no se hace, eso lleva varios días, simplemente para tratar de dilucidar las causas y si tiene relación con el COVID-19”.

Además, comentó que la hepatitis aguda infantil no es un brote como la viruela del mono o viruela símica.

“Lo que pasa es que no se trata de una hepatitis que se propaga de una persona a otra, como no sabemos cuál es el agente causal, no hay cercos sanitarios, simplemente es investigación del caso”.

Recomendó a los habitantes que sigan las medidas como lavado de manos frecuente, uso de cubrebocas, lavar bien frutas y verduras y no comer en la calle.

El funcionario confirmó el 20 de mayo pasado que el niño de 3 años que estaba hospitalizado en La Raza del IMSS falleció por hepatitis aguda infantil, sin embargo, hasta el momento se desconoce el origen de su enfermedad .

Por ADX