La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) clausuró un predio ubicado en el paraje La Joya, en Naucalpan, por no contar con las autorizaciones en materia ambiental y la infraestructura necesaria para el almacenamiento de cascajo, detectando residuos sobre suelo natural y a cielo abierto.

Tras varias denuncias por parte de vecinos de la zona, quienes señalaron las irregularidades y la contaminación ambiental ocasionada por este sitio de residuos de material de construcción, inspectores realizaron un operativo coordinado con elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y de Seguridad Pública municipal.

En el lugar se encontró que, pese a las medidas de seguridad impuestas con anterioridad, el tiradero continuaba trabajando y para evitar el deterioro ambiental de la zona, la Propaem ejecutó la reposición de sellos de la clausura total temporal de las actividades.

Este sitio fue clausurado anteriormente por los mismos motivos, de acuerdo con el Artículo 2.270 del Código para la Biodiversidad del Estado de México, este tipo de incumplimiento a la normatividad ambiental es sancionado desde mil 250 UMAS, equivalente a 120 mil 275 pesos, hasta 55 mil UMAS, equivalente a 5 millones 292 mil 100 pesos.

Luis Eduardo Gómez García, Procurador de Protección al Ambiente del Estado de México, mencionó que la dependencia a su cargo vigila permanentemente el cumplimiento de la normatividad ambiental, a fin de contribuir al desarrollo sustentable en la entidad.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX