El senador Ricardo Monreal criticó el proceso de renovación del Consejo Nacional de Morena que tuvo lugar este fin de semana y al cual calificó de «mala calidad», pues «la elección ya estaba prefigurada». En respuesta, la senadora y secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, rechazó las declaraciones de su compañero de partido y aseguró que eso ocurrió en otro momento, uno que vivió el senador en el PRI como militante.

«Lo que menciona el senador Monreal me parece que es exagerado. A él le ha tocado formar parte de esa cultura política mucho más tiempo (que a mí no, por ejemplo). Ha vivido en esta otra etapa del país, le ha tocado vivir los tiempos del PRI, incluso militó en ese partido; donde realmente el poder del Estado en los partidos, en los sindicatos, en las universidades, en los propios medios de comunicación.

Me parece que confunde vicios políticos de actores políticos, incluso dentro de los gobiernos, con el poder del Estado, ejercido o pretendiendo insinuar que Andrés Manuel López Obrador está detrás… Exagera, por supuesto no lo comparto. Y más bien necesitamos analizar en la justa medianía lo que ha pasado este fin de semana», subrayó. «Morena tiene las puertas abiertas al pueblo de México: igual tenemos gente con deseos de cambio, como también tenemos oportunistas que sólo quieren un cargo».

Pese a que sólo 19 de los 553 centros de votación fueron cancelados (3.43% del total) y de los 300 distritos electorales se anularon sólo cinco (1.66%), hay una narrativa sobre acarreo, violencia y caos en el proceso de renovación del partido más importante para la 4T. Al respecto, la morenista parafraseó a Gramsci quien habría apuntado que «lo nuevo no termina de nacer y lo viejo no termina de morir», como hoy en todo el país, dijo. Y reprochó que sea «a través del odio y la mentira como los adversarios hagan política» contra la 4T.

«No hay equívocos, lo que vimos fueron realidades, es decir, lanzamos una convocatoria a un proceso abierto donde todas las personas que quisieron participar, asistir a estas asambleas, lo hicieron. ¿Y qué vimos? A la realidad política de nuestro país: lugares donde las asambleas se desarrollaron en total calma y con una alta participación, donde fueron elegidas personas que son referentes políticos y éticos en su región», explicó.

«Y vimos también -que son más visibles, aunque fueron los menos- casos donde hubo expresiones de la cultura política tradicional: el acarreo, la disputa del poder por el poder, la lucha por los cargos, una serie de vicios que sin duda existen. Y Morena se construyó para combatirlos, erradicarlos, para construir una cultura política nueva. Y llevamos ocho años de vida como partido y este objetivo no está concretado», completó.

Y el partido es sólo un medio no un fin; que es electoral, ganar elecciones y ha sido exitoso. Morena es una herramienta para organizar al pueblo, concientizar, para llevar al poder a gente decente y con vocación de servicio.

Además, Citlalli enlistó alguno de los ingredientes que prepararon el terreno para que las asambleas distritales de Morena, que se habían pospuesto desde 2018, se desarrollaran de este modo: «el éxito electoral de Morena, la sucesión presidencial, las diferencias entre distintos liderazgos, la falta de madurez de algunos sectores, o la construcción de liderazgos muy experimentados en la nueva manera de hacer política, entre otros». «Todo lo que hagamos en Morena, aun cuando salga perfecto, será cuestionado o usado en contra nuestra», sentenció.

«Somos un movimiento con mucha presencia en las calles. Estamos en la construcción de dar en su formalidad más vida al partido, la institucionalidad, pero jamás nos van a ver como un partido político tradicional. Y el partido es sólo un medio no un fin; que es electoral, ganar elecciones y ha sido exitoso. Morena es una herramienta para organizar al pueblo, concientizar, para llevar al poder a gente decente y con vocación de servicio. Y, desde 2018, estamos en el mejor momento del partido», dijo.

Finalmente, la senadora se refirió a la elección presidencial de 2024, la cual podrían organizar tanto Citlalli Hernández como Mario Delgado, pese a que el periodo para el que fueron elegidos concluye en agosto en 2023. «Estamos generando las condiciones para que sea quien sea, haya un partido sólido, fuerte, organizado, que acompañe al compañero o compañera que le toque el honor de suceder a Andrés Manuel López Obrador», concluyó.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX