El Centro chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), confirmó el primer caso de la subvariante BA.2.12.1, un sublinaje de ómicron BA.2.



Esta nueva subvariante, que es 27% más contagiosa, ha estado ganando terreno en Estados Unidos, ya que está presente en los nuevos brotes de COVID-19.

El CDC indicó que se trata de un hombre de 27 años, el cual tomó un vuelo desde Nairobi hasta la ciudad meridional china de Cantón el pasado 23 de abril.

Tras ser diagnosticado con COVOD-19, el paciente fue trasladado a un hospital local para recibir tratamiento.

Los contagios en China no se contienen, pese a que se mantiene, desde hace dos años, una estricta política de tolerancia cero contra la COVID-19.

Las estrictas medidas sanitarias han provocado innumerables quejas y videos de denuncia de los ciudadanos a través de las redes sociales.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Gebreyesus, afirmó la semana pasada que las restricciones puestas en marcha no son sostenibles y recomendó a China un cambio de estrategia.

En respuesta, el Gobierno chino calificó las declaraciones del dirigente de la OMS como “irresponsables”, alegando que las medidas tomadas han logrado salvar millones de vidas

Por ADX