De abril a mayo, en el Estado de México aumentó el número de homicidios dolosos, pues al día 23 del mes pasado se habían cometido 164 delitos de este tipo y en el mismo lapso de este mes se contabilizaron 171, es decir, siete crímenes más y 7.4 en promedio al día.



Informes del equipo interdisciplinario que forma parte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, apunta que, al momento, entre los días más sangrientos en esta entidad federativa está el día 01, cuando se contaron 16 homicidios dolosos; le siguió el día 15, con 14 crímenes; el 09, con 11; al igual que el día 16; mientras que el día 14, se contabilizaron 10 asesinatos.

Cuando menos gente murió y su fallecimiento en el Estado de México se consideró homicidio doloso, fue el día 18, pues solo se abrieron tres carpetas de investigación por este delito de alto impacto.

A la fecha, la tecnología con la que se cuenta para disminuir la incidencia delictiva estriba en 20 mil cámaras de videovigilancia, cuatro mil 500 botones de auxilio y enlace ciudadano, 23 mil botones de auxilio en unidades de transporte público, 18 mil enlaces digitales código C-5 en comercios, empresas, hospitales y edificios públicos.

Así como 85 arcos carreteros y 100 drones “para fortalecer las acciones preventivas y de reacción”, indicó recientemente Ernesto Nemer Álvarez, secretario General de Gobierno del Estado de México.

El encargado de la seguridad interna reconoció, una vez más, que el combate a la inseguridad sigue siendo el mayor desafío en el Estado de México.

Por ADX