Rosy Puente, una joven originaria de #NuevoLeón, descubrió una infidelidad de su prometido, por lo que decidió cancelar la boda que se realizaría el próximo 3 de agosto.

Para recuperar la inversión realizada en los preparativos, la novia organizó una fiesta a la que llamó «No Boda» y vendió boletos de ingreso.

La fiesta se llevó a cabo en el salón ya pagado para la boda y el acceso tuvo un costo de 750 pesos por persona y fue para 100 asistentes.

La visión de negocio que la joven mostró se ha hecho viral en las redes sociales, pues después de 11 años fracasó su relación pero no perdió el dinero invertido para la boda.

😱 Cancela su casamiento por infidelidad de su prometido, pero hace negocio con su boda fallida

Rosy Puente, una joven originaria de #NuevoLeón, descubrió una infidelidad de su prometido, por lo que decidió cancelar la boda que se realizaría el próximo 3 de agosto.

Para recuperar la inversión realizada en los preparativos, la novia organizó una fiesta a la que llamó «No Boda» y vendió boletos de ingreso.

La fiesta se llevó a cabo en el salón ya pagado para la boda y el acceso tuvo un costo de 750 pesos por persona y fue para 100 asistentes.

La visión de negocio que la joven mostró se ha hecho viral en las redes sociales, pues después de 11 años fracasó su relación pero no perdió el dinero invertido para la boda.

Siguenos Y Comparte
0
fb-share-icon7560
Tweet 4k
Pin Share20

Por ADX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *