suspenden gaseras distribución de gas LP en el Edomex y CDMX (2021)

suspenden gaseras distribución de gas LP en el Edomex y CDMX

suspenden gaseras distribución de gas LP en el Edomex y CDMX

suspenden gaseras distribución de gas LP en el Edomex y CDMX

Integrantes de la industria gasera vaticinaron un desbasto de gas licuado de petróleo (LP) en el Valle de México para los próximos días, derivado de la guerra interna que han comenzado despachadores comisionistas contra los de las empresas formales y establecidas, ante el establecimiento de los precios de garantía o del bienestar que puso en marcha el gobierno federal desde este sábado 31 de julio.

Desde este lunes, los grupos de comisionistas se organizaron para realizar un paro de labores en la distribución de combustible e impedir que las pipas pertenecientes a los grupos gaseros salieran de los centros de carga o, de lo contrario, los amedrentarían para evitar el reparto en los hogares del Estado de México y la Ciudad de México, con el fin de ejercer presión, pues los nuevos precios acortan las ganancias que estos reciben por la venta de gas estacionario o en tanque.

«Compañeros, vamos a hacer un paro de pipas, a la que veamos trabajando, hay que pararla, detenerla y hacerle pedo (sic). Porque aquí la unión hace la fuerza, solo así vamos a poder hacer algo. Hay paro en el Estado de México y la Ciudad de México, no sale ninguna pipa a trabajar», fue la orden girada a los comisionistas.

Propietarios de empresas gaseras confirmaron que, desde este lunes, arribaron grupos de repartidores externos al exterior de los centros de carga para montar guardias y evitar que pipas pertenecientes a grupos como Exprés, Global, Metropolitano, Nieto, Sori, Tomza y Unigas, realicen sus rutas y presten el servicio de distribución del gas LP en hogares mexiquenses y de la Ciudad de México, lo que motivó a resguardar las unidades en predios externos para evitar afectaciones a las mismas y a suspender también la venta del combustible a particulares, incluyendo a los comisionistas.

Se Prevé Desabasto de Gas En EDOMEX Y CDMX (2021)

Incluso, se registró un primer ataque al interior de un centro de distribución de gas, ubicado en la comunidad de San Bartolomé Coatepec, donde despachadores externos ingresaron y dañaron al menos tres pipas en las cuales se habían pegado calcomanías con los nuevos precios de garantía para la semana del 01 al 07 de agosto de 2021.

Arman paro de labores

Tras diversas reuniones celebradas este lunes, los despachadores externos a las empresas dedicadas a la distribución de gas en el Valle de México, se organizaron y conformaron el Grupo Gasero Nacional y establecieron un paro nacional este martes 03 de agosto, pues aseguraron que no se cuentan con las condiciones operativas necesarias ante esta medida anunciada por el gobierno federal.

“Les invitamos y les exhortamos, como gremio gasero que somos, a no laborar, hay paro nacional, compañeros, ninguna pipa podrá salir a laborar (…) para el caso de los carburantes, vamos a tratar, de manera pacífica, de recomendarles que apoyen esto, esto es general y nos está afectando a todos, si no obtenemos respuesta, déjenme decirles que esto ya valió mad… esto es todo por el todo, ya, perdido ya lo tenemos”, anunciaron líderes distribuidores de gas.

José Adrián Rodríguez, quien se identificó como líder de la organización de gaseros en el Valle de México, justificó estos actos como un intento para que el gobierno federal rectifique su postura relacionada con la forma en que debe consumirse el gas LP en los hogares, pues los precios establecidos van dirigidos a las plantas o centros de distribución, quienes se verán beneficiados con la medida, mientras que los grupos comisionistas quedan de lado, ya que se atenta contra su negocio, pues no podrán fijar los costos para el usuario final.

Explicó que la decisión que asumió el presidente Andrés Manuel López Obrador ante los precios históricos que se registraron durante los meses de junio y julio, los cuales mostraban un sobreprecio del combustible y un alza constante, no dejan margen de utilidad para el gremio, pues apenas les dejará una ganancia de entre 30 centavos y un peso por litro, pues los grupos gaseros incrementaron el costo de 9.20 a 11.50 en menos de una semana.

Además de que se le cerró la puerta al “pirataje”, pues, desde ayer y como resultado de la misma movilización de los grupos gaseros, se restringió el acceso de pipas sin permisos a otras plantas.

Desde hace más de tres años, estos grupos, que desde ayer se reagruparon en uno solo, habían emprendido una disputa entre ellos por el control de territorios para establecer monopolios dedicados a la venta de gas LP en las comunidades del Estado de México y la Ciudad de México, especialmente, en las zonas con mayor poder adquisitivo, lo que ha dejado al menos 10 despachadores muertos en municipios como Atizapán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Naucalpan, Nicolás Romero, Tecámac, Tlalnepantla, Tultitlán, y Zumpango, entre otros municipios.

Controlan precios del gas

Empresarios del ramo, quienes pidieron el anonimato, explicaron que los incrementos en el litro o kilogramo de gas LP que se registró en los últimos tres meses en la región centro del país, incluyendo a la Ciudad de México y el Estado de México, se derivó de los márgenes de precio que establecieron los grupos de comisionistas de manera desproporcionada, quienes poco a poco se han adueñado de la distribución directa a los hogares, incluso desplazando a las grandes gaseras.

Aunque consideraron que no es bueno que el gobierno federal quiera controlar los precios, pues esto podría afectar a la industria como ya ha ocurrido en otros gremios como el campesino, en donde se han roto las cadenas de producción, aseguraron que existía una distorsión de la competencia, en donde los comisionistas habían emprendido una lucha por conseguir el producto a un costo más bajo en los centros de distribución, para luego venderlo a un costo más elevado al cliente final, que son las familias mexicanas.

Detallaron que, en los últimos años, los comisionistas intentaron “ahorcar” a los grupos gaseros para controlar el mercado, pues amagaban con dejar de comprar el producto a un grupo para hacerlo con otro que actúa de manera ilegal o sin los permisos federales, estatales y municipales necesarios, lo que permitió el crecimiento del “gasicholeo” o el “pirataje”, mientras que la venta al consumidor final se elevaba, al tiempo en que comenzaron a extorsionar a los distribuidores propios de las empresas para que dejaran de distribuir en ciertas zonas, mediante la presencia de sujetos armados

Esto permitió que su ganancia se colocara entre los dos, tres y hasta cuatro pesos por litro vendido, pese a que ellos solo se encargan de la distribución en los hogares y, en su caso, del mantenimiento de los tanques, mientras que el concesionario o distribuidor es responsable de la importación del combustible desde Texas, Estados Unidos, lo que implica la compra, traslado, tratamiento para la carga de pipas y la distribución en los hogares.

Mediante el acuerdo de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que establece la regulación de precios máximos de gas licuado de petróleo objeto de venta al usuario final, en cumplimiento a la directriz de emergencia para el bienestar del consumidor de gas LP, se estableció que el precio máximo por kilogramo (IVA) incluido sería de 21.14 pesos, y por litro 11.41 en la Región de Atlacomulco; de 21.33 y 11.52 respectivamente en el Valle de México y el oriente del Estado de México; de 21.50 y 11.61 en el Valle de Toluca; así como de 21.83 por kilogramo y de 11.79 por litro en el sur mexiquense.

Facebook Pagina

A %d blogueros les gusta esto: