San Judas Tadeo y Muertos salvan a los floricultores del Edomex (2021)

unnamed 1

Las celebraciones a San Judas Tadeo y del Día de Muertos podrían representar la recuperación económica para los floricultores mexiquenses, tras las afectaciones que han tenido por casi 18 meses, ante la pandemia del COVID-19, pues, desde el pasado fin de semana, los productores han logrado vender cerca del 35 por ciento de la producción prevista para estas fechas y se espera que desde hoy y hasta el martes próximo se pueda completar la venta de las flores de temporada.

El secretario del Consejo Mexicano de la Flor, Jorge Bernal, señaló que los productores de Tenancingo y Villa Guerrero se encuentran muy optimistas, debido a que se perciben indicadores positivos para las romerías que generan ambas festividades, lo cual es resultado de la migración al semáforo verde en más de 20 entidades del país.

Explicó que, a pesar de que los productores apenas sembraron y cosecharon el 50 por ciento de la producción que se tenían hasta antes de 2019, un año antes de la llegada de la pandemia, actualmente, está prácticamente vendida el 80 por ciento de las líneas de la flor del cempasúchil, la cual se calculó en aproximadamente 2.5 millones de tallos.

Jorge Bernal detalló que la celebración del Día de Muertos, sumada a la de San Judas Tadeo, representa la fecha más importante para el mercado nacional, por encima del 14 de febrero o del Día de la Madre, por lo que en ella participan cerca de 20 mil floricultores mexiquenses, quienes además generan alrededor de 500 mil empleos indirectos para esta fecha.

Resaltó que, a pesar de que para estas fechas, también le entran al mercado productores de estados como Jalisco, Michoacán, Morelos, Puebla y Querétaro que no se dedican a la venta de flores generalmente, el Estado de México continúa conservando más del 40 por ciento del mercado de la flor de temporada, como el mismo cempasúchil, la gladiola, nardo, crisantemos, claveles, nube y otras finas, lo que le da esperanza al sector de que, a partir de estas festividades, pueda existir una real reactivación para el sector.

«Estamos esperanzados en que con esta fecha se pueda alcanzar el punto de equilibrio para que la planta pueda seguir siendo productiva y generadora de empleo. Esperamos que agarre el ritmo de las programaciones habituales y que, de manera permanente, haya estabilidad en la zona y que la producción agarre su cauce en los mercados nacional y de exportación», confió.

A %d blogueros les gusta esto: