Historia de Xalatlaco (2021)

Historia de Xalatlaco

Historia de Xalatlaco

Historia de Xalatlaco

Xalatlaco proviene del náhuatl Xalatlauhco: xal, de xalli, «arena»; atlauh, de atlauhtli, «barranca». En este término se encuentra implícita la palabra atl, que significa «agua»; co, «en», sobre, «lugar de». “En la barranca de «agua» y arena”, “Lugar de agua sobre la arena en la barranca”.
En el centro de la población existe una barranca (hoy urbanizada), donde existen varios manantiales donde a simple vista se aprecia la emanación del agua sobre la arena. Este fenómeno maravilloso de la naturaleza la interpreta el Códice Ozuna.
HISTORIA
Reseña Histórica
Prehistoria
El hombre primitivo por muchos años vivió como nómada o errante, recolector de frutas silvestres y cazador de animales con armas rudimentarias, hasta que descubre la agricultura y se convierte en sedentario, para ello tuvo que buscar zonas con manantiales, lagos, ríos y lugares forestados. El amplio territorio del hoy municipio de Xalatlaco, desde tiempo inmemorial, reunía las condiciones adecuadas para asentamientos humanos desde la prehistoria: abundantes manantiales, tierras húmedas aptas para desarrollar la incipiente agricultura y riqueza en flora y fauna.
Primeros pobladores
Xalatlaco resulta ser uno de los pueblos más antiguos de Anáhuac, por el hallazgo de importantes piezas arqueológicas en el municipio, cuyas características comprenden, desde la época de la piedra no pulimentada (última etapa del Paleolítico), hasta pieza monolíticas con influencia otomí, teotihuacana, tolteca, chichimeca y azteca. En consecuencia,. Entre los grupos étnicos que poblaron este lugar, en orden cronológico son: otomí o ñañú, matlatzincas y mazahuas (grupos provenientes de otomíes), teotihuacanos, toltecas, tepanecas y mexicas.
En el año 1040 d.C., Xalatlaco era ya mencionado en los relatos toltecas y, en 1280 d.C., los belicosos tepanecas, después de invadir los pueblos asentados en el valle de México y alrededores, se apoderaron de Xalatlaco, habitado entonces por otomíes, matlatzincas y mazahuacas. Los aguerridos tepanecas guiados por Maxtla hablaban náhuatl. Después de 145 años de asentamiento tepaneca, son expulsados en 1428, por la Triple Alianza, conformada por Tenochtitlán, Acolhuacán Texcoco y Tlacopan, encabezados por Itzcoatl, Nezahualcoyotl y Totoquihuatzin, respectivamente.
Xalatlaco, influenciado por la cultura azteca, alcanzó su máximo desarrollo en todos los órdenes. Como parte integrante de la Triple Alianza, perteneció al estado gubernamental de Tlacopan, hoy Tacuba.

LOS HONGOS SILVESTRES EN XALATLACO (2021)

En lo legislativo, Xalatlaco enviaba a su representante al Tlahtocayotl de Coyoahuacán; en lo tributario, al distrito de Cuahuacán (calpichoayotl) y en lo militar, dependía del Yaolcoyotl de Azcapotzalco. (distrito militar).
En 1486 d. C., Mocauhqui, Señor de Xalatlaco, acudió a la inauguración del Templo Mayor en Tenochtitlán, instancia que aprovechó para invitar a los gobiernos de la Triple Alianza; Ahuitzotl, Nezahualpilli y Chimalpopoca, así como a decenas de tecuhyotin (señoríos), para asistir a la inauguración del templo (pirámide), que Mocauhqui había construido en Xalatlaco en honor de Huitzilopochtli.
El desarrollo vertiginoso que alcanzó Xalatlaco como capulco, al frente de su tecuhyolt, fue a través de la ampliación del número de calpullis y calpoltines que dio lugar a un basto territorio por los cuatro puntos cardinales con absoluto respeto territorial de las comunidades.
Cuando Moctezuma Xocoyoltzin, tlatoani de Tenochtítlán hacía sus recorridos por los señoríos de Malinalco, Ixcateopan y Teloloapan, al pasar por Xalatlaco se enamoró de una hermosa mujer de nombre Tezalco, con quien tuvo una hija a quien pusieron por nombre Tecuixpo, prima de Cuauhtémoc. Años más tarde, a la llegada de los invasores españoles, la india principal fue bautizada por religiosos franciscanos con el nombre de Teresa Isabel Tecuixpo Xocoyoltzin; el bautizo se llevó a cabo en una ermita improvisada, donde posteriormente (afines del Siglo XVI), se levantó un templo con el nombre de Santa Teresa de Jesús, en honor y quizá como recuerdo, de Tecuixto Xocoyoltzin.
El Acapulco de Xalatlaco estaba integrado por calpullis (poblados), así como capoltin (caseríos dispersos). Un calpulli, por pequeño que fuera, contaba con su teocali (templo), telpochcalli (escuela elemental), temachtiani (maestro), tepahtiani (médico naturista), así como su altepetlalical (oficina de las tierras comunales).
En Xalatlaco, como en todo el territorio de Anáhuac, los calpullis desarrollaban sus actividades de manera institucional con normas de carácter consetudinario, es decir, surgidas de principios costumbristas. El calpulli era autosuficiente y cuando algo les faltaba recurrían al trueque. En materia político social, los habitantes del Anáhuac se encontraban muy avanzados con respecto a los municipios actuales.
Con la invasión y colonización, la civilización mexicana comenzó a morir…Anáhuac, herida, se defendió con heroísmo para evitar actos de crueldad, destrucción de su patrimonio cultural, el saqueo insaciable de sus tesoros y objetos de identidad, quema de códices…No obstante, a 500 años de invasión, aún quedan testimonios de la grandeza de Anáhuac: Lenguas aborígenes, música, herbolaria, tradiciones de contenido filosófico, etc.
En 1522, Hernán Cortés invade a Xalatlaco con todo la barbarie, encontrando feroz resistencia de los nativos. La lucha se prolongó por más de tres meses… por fin, ante la superioridad del armamento español, son vencidos los xalatlaquenses. Sus mujeres, niños y ancianos huyen a las montañas, regresando 20 años después.
La invasión se consolida y don Antonio de Mendoza, primer virrey de la Nueva España, por Merced nombra al primer comendador de Xalatlaco en la persona del español Leonel de Cervantes, compañero de nave de Pánfilo de Narváez y gobernador de la ciudad de México. La Encomienda consiste en el apoderamiento de tierras y personas de un pueblo, en este caso Xalatlaco, de cuyos habitantes se beneficiaba del producto de su trabajo, imponiéndoles impuestos severos, tanto en dinero como en especies: (cojines, fanegas de maíz, macates, telas, guajolotes, oro, venados, etc.), que mensualmente debía entregar Xalatlaco al encomendero Leonel de Cervantes, en la ciudad de México. Fue tanta la infamia del hispano, que recurrió a la marca con fierro incandescente en cuello, pierna o frente con las siglas LN a toda la población.
En noviembre de 1543, Fray Juan de Zamárraga y Antonio de Mendoza, primer obispo y virrey de la Nueva España, respectivamente, otorgan licencia a franciscanos encargados de la evangelización de Xalatlaco para la construcción de un monasterio o templo que tendrán como titular a la imagen de la Virgen de la Asunción, iniciándose la construcción en 1545, con los mismos materiales de templos aztecas destruidos.
Durante el siglo XVI y parte del XVIII, decenas de españoles fueron beneficiados por Merced del Virrey, con acuerdo del encomendero para usufructuar tierras y montes del territorio de Xalatlaco.
Títulos de propiedad de la congregación de Xalatlaco, fueron reconocidos por los virreyes, Antonio de Mendoza y Luis de Velasco en 1549 y confirmados en 1557, respectivamente … “Don Antonio de Mendoza virrey y gobernador e capitán general por su majestad en esta ciudad de México, e presidente de la audiencia que en ella reside, en atención al memorial presentado por los comunes e naturales de Xalatlaco, concede licencia para que puedan poblar su antiguo territorio …así decreté e mandé en la ciudad de México. Año desde el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, 1549 en el mes de octubre, a los dos días. (rúbrica)… (sigue el nombre de las mojoneras, recorridos, testigos, el pago ante la Receptoría real, la confirmación y la posesión…).
Independencia, reforma y porfiriato: Durante el Siglo XIX, Xalatlaco vuelve a tomar parte activa en las tres épocas históricas.
Desde el inicio de la Independencia encabezada por el padre de la patria Don Miguel Hidalgo, en el pueblo de Dolores, éste emprende recorridos por el territorio mexicano enarbolando la bandera de la libertad… Del pueblo de Dolores se traslada a San Miguel el Grande, Guanajuato… Ixtlahuaca, Toluca, Tianguistenco, Xalatlaco y de aquí al Monte de las Cruces. Este recorrido de luchas armadas se conoce en la historia, como “La ruta de Hidalgo”.
La Batalla de Xalatlaco (1861), con la cual termina la guerra de Reforma: Como consecuencia del centralismo y dictadura del presidente Antonio López de Santa Ana, que hundió al pueblo mexicano en terrible pobreza, … surge la Revolución de Ayutla en 1854, encabezada por el general Juan Alvarez cuya finalidad, era acabar con la tiranía santanísta. La Revolución se extiende por todo el país y logra su objetivo en 1856. Santana es derrotado y la Revolución de Ayutla plasma su lucha en la Constitución Política de 1857. …Una junta de revolucionarios reunidos en Cuernavaca, de todo el país, nombra como presidente de la República al general Ignacio Comonfort, encargado de la aplicación de la nueva Constitución… Los reductos de Santana, encabezados por Félix Zuloaga, Miguel Miramón, Leonardo Marqués, Tomás Mejía y una decena de arzobispos y obispos desacatan la nueva Constitución, sacan a Comonfort e imponen a Félix Zuloaga como presidente de los conservadores, cuyo lema: “Religión y Fueros”, en contra de liberales, encabezados por Juárez, con su lema “Constitución y Reforma” y se inicia una larga guerra llamada “Guerra de Reforma” para hacer respetar las leyes del 57 defendidas por el presidente Juárez… Las fuerzas conservadoras disponen de dinero, armamento mejor y como consecuencia, ganan batalla tras batalla, hasta que el general republicano Dn. Jesús González Ortega, gana tres batallas fundamentales: La de Silao y la de Calpulalpan en 1860 y para concluir, la “Batalla de Xalatlaco”, el 13 de agosto de 1861. Aquí termina la Guerra de Reforma, también conocida como la guerra de los tres años.

Pagina de Facebook

A %d blogueros les gusta esto: