Con miedo y amenazas operan estaciones de gas que no se sumaron al paro en Edomex (2021)

WhatsApp Image 2021 10 15 at 14.19.35 1 1024x600 1

A cinco días del paro nacional que mantiene el Gremio Gasero Nacional, estaciones de venta de Gas LP que aun prestan el servicio en la zona oriente del Valle de México lo hacen con temor.

Y es que las despachadoras que no han dejado de trabajar lo hacen a medias por la posible llegada de grupos de choque que pretenden obligarlos a cerrar.

“Estamos despachando con cierto temor, porque si no hay una patrulla que nos respalde no podemos trabajar bien”, dicen trabajadores de una estación localizada en el municipio de Los Reyes, La Paz.

Los empleados reciben los tanques de los clientes que hacen fila desde temprana hora, con la reja de acceso semiabierta para poder cerrarla de manera oportuna en caso de una emergencia.

“En cualquier momento si llegan los del paro y que nos quieren obligar a cerrar nada más cerramos rápido y no dejamos pasar a la gente”, dicen.

En esta despachadora, el pasado lunes unas 25 personas ingresaron a la fuerza a la zona de rellenado para impedir que continuara operando.

De acuerdo con los trabajadores, el grupo de choque llegó en dos camionetas y comenzaron a amagar al personal para suspender el servicio.

“Fue el lunes alrededor de la una de la tarde porque somos de las pocas que estamos abiertas. La gente ya sabe que aquí hay gas y por eso vienen a presionarnos a que cerremos”, comentan.

Contrario a estaciones que se sumaron al paro de actividades, unas por convicción y otras por presión, algunas despachadoras de grandes empresas como Carbucentro o Regio Gas, siguen operando.

Y lo hacen mediante ingenios. Las pipas que llegan a recargar las estaciones viajan principalmente de madrugada y escoltados con elementos de la policía o de seguridad privada.

“Estamos buscando la forma de poder trabajar”, reconocen.

Pese a que cada día es más complicado brindar el servicio por el paro de actividades de permisionarios, las estaciones de carburación continúan ofreciendo el litro de combustible al precio fijado por las autoridades.

“Lo tenemos a 13.30, ahí dice, a como nos lo da el gobierno. Han venido a recargar, pero la verdad no sé cuánto traen los camiones, nosotros vamos a despachar hasta que se nos acabe el gas y mientras no vengan a cerrarnos”.

A %d blogueros les gusta esto: