AMLO revela que intentaron matar a Evo en el avión que lo llevó a México (2021)

AMLO revela que intentaron matar a Evo

AMLO revela que intentaron matar a Evo en el avión que lo llevó a México

Un documento de la Secretaría de Defensa de México publicado en el último libro de Andrés Manuel López Obrador reveló que en los momentos en el que Evo Morales estaba saliendo de Bolivia luego del golpe de estado de noviembre de 2019, el avión que le envió el gobierno mexicano recibió un disparo desde la base aérea de Chimoré.

El dato lo confirma un piloto de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) que formó parte de la tripulación del avión que sacó de Bolivia al expresidente y contó que tuvo que esquivar el proyectil para «evitar el impacto».

El informe oficial dice que «durante el ascenso inicial, el piloto alcanzó a observar desde el lado izquierdo de la cabina de mando, y cuando casi alcanzaba los mil 500 pies sobre el terreno, una estela luminosa similar a la característica de un cohete en la posición atrás a la izquierda de la trayectoria del avión».

«Estimando el piloto que, en caso de tratarse de un proyectil, el punto desde donde fue lanzado podría estar ubicado en las inmediaciones del aeropuerto de Cochabamba», añade el reporte.

La aeronave militar mexicana llegó al aeropuerto de Chimoré luego de un fallido ingreso por la suspensión de autorización. El avión tuvo que volver a Lima a la espera del permiso.

Finalmente logró aterrizar el lunes 11 en Chimoré, donde estaban desplazados militares. El piloto mexicano y da cuenta que desde que estaban en la terminal aérea «un elemento de las fuerzas armadas de Bolivia apuntó a la aeronave, de manera permanente, con un lanzacohetes».

El informe oficial dice que «durante el ascenso inicial, el piloto alcanzó a observar desde el lado izquierdo de la cabina de mando, y cuando casi alcanzaba los mil 500 pies sobre el terreno, una estela luminosa similar a la característica de un cohete en la posición atrás a la izquierda de la trayectoria del avión

Este relato coincide la información publicada en exclusivo por LPO que confirma que hubo una coordinación entre los países de la región para no permitir el aterrizaje de Evo en ninguno de los países fronterizos y eso generó una fuerte discusión entre el entonces embajador argentino en Perú, Jorge Yoma, y el ex canciller Jorge Faurie, quien había dado la orden de no asistir a Morales.

Justamente, México tuvo que enviar un avión ante la imposibilidad de salir de Cochabamba por el cierre del espacio aéreo en la mayoría de los países.

Esta fuente militar aclaró que este hecho no fue comunicado para evitar un aumento de las tensiones y cumplir la misión de rescatar al líder boliviano par darle asilo a México.

Descubre que le es infiel su marido, vende su anillo de matrimonio (2021)

Evo contó en varias ocasiones que cuando subió al avión mexicano no se dio autorización de despegue, por lo que el exvicepresidente, Álvaro García Linera, llamó al excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Gonzalo Terceros, hoy en la cárcel por el caso golpe de Estado, y le advirtió: «Ningún problema general, acá están más de 10.000 compañeros concentrados. Va a arder el aeropuerto, vamos a arder nosotros, van a arder sus soldados, bajo su responsabilidad. Esa llamada telefónica ha sido clave y otra vez carreteamos para levantar el vuelo».

Según refleja el libro, el piloto Miguel Eduardo Hernández Velázquez descendió de la aeronave para tratar de comunicarse con el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, y reportar la situación. Tras intentarlo sin éxito, se registró una primera amenaza de los bolivianos para intentar bajar a Morales del avión.

En otro tramo de la declaración, el piloto cuenta: «Le ordenaron que levantara los brazos, diciéndole que bajara a Evo Morales de su avión. En ese momento, otro de los individuos se le aproximó por detrás y lo golpeó en la espalda baja con la culata de un arma larga, tipo Garand, por lo que el piloto giró hacia la izquierda para enfrentarlo».

«En ese momento otro de los individuos, también uniformado, le golpeó el abdomen con el rompeflamas de un fusil automático ligero, cargando su arma y apuntándole al pecho, sin ninguna razón aparente», añadió en lo que es una confirmación de los intentos que tuvieron los soldados bolivianos en sacar a Evo del avión.

Ningún problema general, acá están más de 10.000 compañeros concentrados. Va a arder el aeropuerto, vamos a arder nosotros, van a arder sus soldados, bajo su responsabilidad. Esa llamada telefónica ha sido clave y otra vez carreteamos para levantar el vuelo

En el documento se explica que la tensión terminó, luego de que el piloto se dirigió al elemento que le apuntaba diciéndole: «Joven soldado, los valientes no asesinan».

Aunque hubo otros intentos de tomar el avión y sacar a Morales, pero el piloto lo impidió colocándose frente a la escalera de acceso. También se informó que el piloto «pidió en varias ocasiones que se dejara de apuntar al avión con el lanzacohetes».

En el entorno de Evo Morales plantean que todas estas pruebas terminarán demostrando tanto el rol de los gobiernos regionales y de la OEA como cómplices de un golpe de estado que, no sólo interrumpió el orden democrático sino que también puso en riesgo su vida.

Por eso en el MAS, insisten en juzgar a Mauricio Macri y sus funcionarios y al ecuatoriano, Lenin Moreno, en sus países y en Bolivia por tráfico de armas que fueron parte del operativo represivo que terminó consolidando a Jeanine Añez en el poder.

con información de Política Online

Facebook Pagina

A %d blogueros les gusta esto: